MI IMAGINACIÓN




MI IMAGINACIÓN

No adivinarías el tiempo que hace
que ya estás en mi vida.
Tantas veces he imaginado
que te cogía de la mano
y eras mía para siempre.

Tantas veces he deseado
besar esos desconocidos labios,
que, si ahora los viera,
sabría cómo son su tacto,
cómo son su sabor,
y hasta que marca
de pintalabios usas.

Si pudiera acariciarte
te adivinaría a qué distancia
tienes los lunares de tus pechos,
mi  lengua ha recorrido esa distancia
miles de veces en mi imaginación.

Lo que no sabría,
es como son tus ojos,
si verdes, marrones o azules,
mi imaginación no logró adivinarlo,
quizá por qué no seas tan perfecta
como yo te había imaginado.


Noviembre 2013
Antonio Rodríguez Álamo