SAL DE MI MENTE





SAL DE MI MENTE

Sal de mi mente
y conviértete en realidad.
Formatea mi corazón
y dale un nuevo sentido.
Desborda mi imaginación
desnudándote para mí.
Corre por la azotea de mis sueños
soltando mil rosas sin espinas.
Zarandea mi alma para que
no quede en ella un atisbo de soledad.
Sé mi estrella fugaz
para pedirte como único deseo.
Déjame cuatro noches sin dormir
y que el alba, cada día, te haga mía.
Ofréceme lo que nadie me brindó
y seré tu copa de vino y tu taza de café.


Sal de mi mente y hazte real,
para poder tenerte a mi lado siempre.



Abril 2014
Antonio Rodríguez Álamo