DESPERTAR CONTIGO


DESPERTAR CONTIGO


Despertar una mañana,
como otras muchas
imaginándote a mi lado,
pensando en ti,
con unas ganas locas de besarte,
de que tus piernas sean la autopista
por donde se deslicen mis manos,
mi cuello, el refugio
de tu aliento entrecortado,
de contarte con mis labios
todos los poros de tu piel,
y que para describirte,
tu cuerpo sea el papel
y mi lengua
la tinta de mis poemas.


Antonio Rodríguez Álamo
Junio 2014