MI SILENCIOSA AMANTE




                                  

MI SILENCIOSA AMANTE


Ella…
es mi dulce amante,
mi mar en calma
en mis angustiados días.
Mi verano en Diciembre.
Manantial de agua cristalina
donde ahogar mis penas.
La brisa que acaricia mi cara
en mis silenciosas caminatas.
Callada,
como viuda en un funeral.

Sin ella…
yo sería un barco a la deriva.
Como un niño sin juguete.
Un susurro sin destino.
Como un mistral que sopla
incansable sin que nadie
lo quiera escuchar.
Como una flor cortada sin agua,
con la que poderse alimentar.

Ella es mi amante,
                                mi amiga,
                                                mi compañera,
                                                                         mi confidente…
y se llama: Soledad.

Junio 2017
Antonio Rodríguez